Saturday, December 28, 2013

Escapar...


Escapar de lo normal... de la rutina... del bullicio: todos son premios en sí mismos.  Escapar por unas horas es mejor que no hacerlo del todo, y es sorprendente como esas pocas horas nos reponen para seguir enfrentando el día a día.

Cambia de escenario, piensa en cosas diferentes y verás como todo se aclara.

Si tienes chance de escapar, házlo de vez en cuando!