Sunday, November 3, 2013

Sueños de Vuelo...

Todos tenemos sueños... y esos sueños suelen ser de dos tipos: los que son realizables y otros que sabemos que no lo son tanto, pero que igual los mantenemos vivos.


Los primeros son los que nos ayudan a salir adelante, los que nos impulsan a llegar más lejos y a lograr más cosas en el complejo ambiente del día a día.  Son sueños que de alguna forma conocemos bien y sabemos que podemos alcanzar y por eso los convertimos en objetivos que nos guíen.



Los segundos, creo que son los que nos mantienen "humanos": las ilusiones complicadas o irreales, los amores imposibles y distantes, las ansias de repetir eventos irrepetibles... todos estos son sueños poco realizables o de plano inalcanzables, pero renunciar a ellos sería como renunciar a una parte de lo que nos hace tan especiales y tan humanos.


Somos, entonces, como las flores secas de los dientes de león en el viento: en cada semilla reside un sueño y algunos tomarán raíz, crecerán y se realizarán, mientras que otros simplemente volarán sin rumbo y sin consecuencia, pero serán hermosos mientras lo hacen.